Originario de Asia, este árbol con corteza gris pardo tiene hojas muy pequeñas, de color verde oscuro y flores que forman pequeños grupos en el extremo de las ramas. El fruto es un cono ovoide (4 cm) de color verde, pardo cuando madura, con escamas superpuestas. Estos grandes árboles piramidales y siempre verdes estaban dedicados a Plutón, dios del imperio de los muertos, lo que explica su fuerte presencia en los cementerios.

Ciprés de Provenza

9,90 €Precio
Impuesto incluido
  • Respiración - Vías urinarias - Confort circulatorio - Curas depurativas y adelgazamiento