El pino silvestre produce un aceite esencial conocido desde hace mucho por nuestras abuelas que, antiguamente, inhalaban este aceite esencial procedente de los climas nórdicos para beneficiarse de su acción balsámica en los bronquios. Crece en la montaña, en suelos arenosos o de gravilla. Presenta una corteza gris púrpura, hojas aciculares rígidas, con flores macho amarillas, flores hembra rojas y un cono ovoide verde que tiende al marrón en estado de madurez.

Pino silvestre

9,90 €Precio
Impuesto incluido
  • Articulaciones y músculos - Vías urinarias - Confort circulatorio - Difusión atmosférica